conoce más de la ciberseguridad (1).png

¡Cuidado con los QR que revisas en tu celular! Advierte Profeco que podría ser un ciberataque




Durante la pandemia de COVID-19 muchos restaurantes adoptaron la lectura de sus menús a través de códigos QR para evitar contacto fisico y mantener las medidas de seguridad sanitaria, sin embargo, en muchos establecimientos quedaron quedó de manera permanente. Está acción ha sido aprovechada por los ciberdelincuentes para realizar robo de información a través de los medios digitales. Este tipo de estafa es conocida como QRjacking y QRshing.


La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha advertido sobre este tipo de ataques electrónicos para que los clientes tengan cuidado al abrir los menús o promociones que se hacen llegar en nombre de distintas empresas, ya que existen códigos falsos que pueden perjudicarlos.


El QRjacking y el QRishing toman información y datos privados de los usuarios con la finalidad de hacer mal uso de ellos, vaciar sus cuentas bancarias, acceder a sus contactos, realizar extorsiones u obtener sus redes sociales.

  • El QRjacking se refiere a secuestrar las redes sociales y el acceso a la información de la víctima, por lo que obtienen contactos, archivos, conversaciones y datos personales.

  • El QRishing se trata de la suplantación de identidad, la cual va de la mano con la extorsión hacia amigos y familiares de la víctima.


¿Cómo funcionan las estafas por código QR?


Los delincuentes cibernéticos mandan promociones y ofertas mediante un código QR enviado por WhatsApp. Es decir, haciéndose pasar por empresas, escriben a tu teléfono y adjuntan el código para que accedas a él. Después de escanear el código, se te dirige a una página de Internet maliciosa, la cual roba los datos de tu teléfono. En ocasiones, en lugar de dirigirte a un sitio web, se comienza la descarga de un archivo, el cual se trata de un malware que vacía tu información.


Cuando te lleguen ofertas por WhatsApp o códigos QR sin que tú los hayas solicitado, no accedas a ellos, pues tu información podría caer en manos de los estafadores. La Profeco recomienda solo abrir este tipo de formatos cuando sea el personal de la empresa quien te los de directamente.


Fuente: Altonivel

5 visualizaciones0 comentarios