conoce más de la ciberseguridad (1).png

PLAN DE SEGURIDAD: PREVENCIÓN, AUDITORÍA Y PROTECCIÓN.




Todas las empresas deberían tener un Plan de Seguridad, pero muy pocas lo tienen. En él se deben identificar las amenazas que nos acechan, los riesgos que asumimos y el impacto que provocaría en nuestra actividad el que se materializara uno de esos riesgos.


Además, se identificarán las medidas de prevención que implantaremos, las auditorías, internas o externas, que desarrollaremos de forma periódica y como nos protegeremos cuando suframos un incidente de seguridad, definiendo lo que se denomina Plan de Respuesta ante Incidentes.




Sólo existen dos tipos de empresas: las que han sido atacadas y lo saben y las que han sido atacadas y no lo saben.

Ante esta afirmación sólo nos queda asumir que en cualquier momento podemos sufrir un incidente que pueda poner en peligro la continuidad de nuestra actividad y debemos prepararnos para recuperar esa actividad en el menor tiempo posible y con el menor impacto posible.




Los planes de respuesta ante incidentes, también denominados planes de continuidad de negocio, nos van a permitir tener previstas las acciones a llevar a cabo cuando se produzca un incidente que tengamos catalogado y tienen que tener en cuenta dos aspectos importantes:


  • El tiempo que tardaríamos en recuperar el sistema.

  • El tiempo máximo que podríamos soportar la caída del servicio, parcial o totalmente.



Estos dos factores condicionarán, en gran parte, las medidas que deberemos implantar. No serán las mismas para una empresa que se puede permitir el lujo de estar un día entero sin sistemas informáticos que aquellas empresas que no pueden parar más de dos horas.



Como ves, buscamos minimizar las posibilidades de sufrir un incidente y definir cómo reaccionar cuando lo hemos sufrido y, aunque sea un poco simplista, podemos decir que una buena seguridad se basa en tres aspectos fundamentales:



  • El usuario debe tener mínimos privilegios de acceso. Es decir, sólo podrá acceder a aquellos recursos que estén directamente relacionados con la actividad que desarrolle.

  • Mínima exposición, es decir, sólo tener activo aquellos servicios informáticos que realmente ofrezco interna y/o externamente.

  • Tendremos un sistema de copia de seguridad, actualizado, que combine el almacenamiento local de esas copias con un sistema de backup en cloud, redundante, que nos permita tener fuera de la empresa la información.



24 visualizaciones0 comentarios